viernes, 30 de noviembre de 2012

Las cosas no son...

    No soy una princesa, así que mejor voy a ir aceptando que ningún príncipe azul va a venir a salvarme, que nadie me va a proteger nunca, que ni tú eres Ulises ni yo soy Ainhoa ni esto es un barco en el fin del mundo.
    Que no eres Romeo, y yo tampoco Julieta. Ni Calisto y Melibea, que tú y yo, jamás estaremos a tres metros sobre el cielo. No escribiremos un diario como el de Noa. Que si te mueres, yo me muero. Que si te desvaneces, mi vida sigue adelante, sí.

jueves, 29 de noviembre de 2012

.

Por dejarme llevar, ahora ya no se volver.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

La vida.

A veces creemos que la vida nos dice "no" y solamente nos dice "espera".

lunes, 26 de noviembre de 2012

Hay cosas que nunca se olvidan.

   Pase el tiempo que pase, estemos donde estemos; hay cosas que simplemente no se olvidan.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Sueños.

    Nunca renuncies a tus sueños, ellos son la brújula que nos marca el camino a seguir y las metas que queremos alcanzar. 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Sueños.

    Deja que tus sueños sean más grandes que tus temores y que tus acciones sean más grandes que tus palabras.


domingo, 18 de noviembre de 2012

15 sueños:

    Acabo de hacer una lista con todo lo que me gustaría que pasara o que me gustaría hacer.
1.Graduarme en bachillerato y universidad.
2.Vivir en un país de progreso, libre de inseguridad, donde exista de verdad el respeto.
3.Viajar a todos los lugares posibles.
4. Escribir mi nombre y el de mi pareja en un candado, engancharlo en el puente Milvio y tirar la llave al agua.
5.Ser feliz, tener salud y dinero.
6.Hablar perfectamente inglés.
7.Tener una gran familia.
8.Estudiar fuera de España.
9.Ser alguien importante en la vida, por lo menos para los que me quieren.
10.Que mis padres se emocionen de lo orgullosos que están de mi.
11.Que no le falte de nada a mi familia y amigos.
12.Tener a alguien que cuando esté enfadada me diga: "Me encantas cuando te enfadas".
13.Que ya no existan guerras, ni contaminación, ni niños pasando hambre, ni señores mayores solos...
14.Vivir en un lugar donde haya trabajo y educación para todos.
15.Que el mundo me recuerde cuando yo ya no esté.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Respeto.


    Hay que enseñar a compartir, a tolerar al distinto, a admitir opiniones contrarias, a dar las gracias, a pedir por favor, a RESPETAR, a cumplir las normas que son un bien para la sociedad... y así sucesivamente con todos esos valores que siempre nos inculcaron a nosotros.

    De ahí que tengamos mucho, muchísimo camino aún por andar en ésto de saber estudiar las religiones y aceptar que mi realidad no es, ni tiene que ser la de los demás...

lunes, 12 de noviembre de 2012

Renunciar puede ser, para cualquiera, en cualquier momento, lo más difícil.


    Para algunos, además de algo deprimente constituye una aceptación de la derrota, del fracaso. Renunciar significa que ha llegado el momento de desistir de cuanto he deseado y soñado conseguir. Que mis esfuerzos han sido inútiles. Que la vida es un juego de dados y he sacado un siete. No puede ser. Mi única misión ha pasado a ser mi misión del alma.

sábado, 10 de noviembre de 2012

La rosa y el sapo.


  En un jardín había una hermosa rosa pero nadie la cortaba porque a su lado estaba un sapo grande, gordo y feo.
    Un día la rosa muy enfadada le dice: Por que no te alejas de mí? El sapo muy triste se marchó.  A la semana siguiente pasó por allí el sapo y le pregunta a la rosa: Que te pasó? Por que tus pétalos se están marchitando? Esta le respondió: Las hormigas me comen día y noche. El animal le contesta: Cuando yo estaba a tu lado no las dejaba, yo me las comía, por eso lucías tan hermosa.
    Muchas veces somos como la rosa, no nos damos cuenta de el bien que nos hacen las personas que están a nuestro lado, las despreciamos sin darnos cuenta que lo único que hacen es protegernos. No seas como la rosa, valora a las personas que te rodean porque aunque tú no te des cuenta están ahí para cuidarte.
    Quien te hace daño te hace fuerte, quien te critica te hace importante, quien te envidia te hace valioso, y a veces es divertido saber que, aquellos que quieren lo peor para ti... tienen que soportar que te ocurra lo mejor!

miércoles, 7 de noviembre de 2012

.

    A veces necesito creer que las personas son buenas, aunque me decepcionen una y otra vez.

martes, 6 de noviembre de 2012

Solo mi vida.


    Nadie hace caso del agua que va después de la lluvia, cuando vuelve el sol. 

    Poco importa si sobre esa agua hay lágrimas después de haber llorado, por amor, por dolor. 
    El agua se evapora, vuelve al aire, a nuestros pulmones, respirando el viento que sentimos en la cara. Y las lágrimas vuelven a entrar en nosotros, como las cosas que hemos perdido, pero nada se pierde en realidad. Cada segundo que pasa, cada luna que surge no hace más que decirnos ¡VIVE! Vive y ama lo que tú eres, como tú seas, por lo que seas. Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos. Y no te canses nunca de soñar. La vida es muy corta para no ser felices.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Tres.

    Tres. Tres son el número de veces que necesita la gente para hundirme, para tocar hondo. Tres son el número de veces que necesito para perder a la gente que más quiero y tres son el número de veces que me he sentido humillada sin haber hecho nada.

   Escribo esto porque... quiero expresar lo que siento, lo humillada, triste y sola que me siento. 
   Para que voy a llorar si nada importa, no van a cambiar las cosas de un día para otro. Con esto que me está pasando lo único que estoy ganando es odio hacia mucha gente. Ganas de maldad, de que a los demás les vaya todo mal, pero no con venganzas. No pienso hacer nada, absolutamente nada para cambiar las cosas.

    Prefiero estar sola y sin salir de casa. Nadie puede hacerme daño, nadie puede burlarse de mí; y menos, sentirme humillada.
    
    Con todo lo que me está pasando no estoy aprendiendo nada. Bueno sí, que no me fíe nunca más de la gente, que no le muestre mis sentimientos a nadie. Paso de ser cariñosa, de preocuparme por la gente, de intentar animarla, de desvivirme por ellas... A partir de ahora lo guardaré todo bajo una capa de indiferencia.

    Te lo pagan con gritos, humillaciones, burlas... Paso ya de todo. Renuncio al amor, que tanto daño me tiene hecho. Me encerraré en lo que más quiero: la pintura, la música y sobre todo el deporte.

    Y por último, ganas de acabar este curso e irme muy lejos de aquí, lejos de mi pasado que tanto daño me ha hecho y todavía me hace; para hacer un nuevo futuro donde nadie me conozca, donde nadie me critique por lo que he hecho y por como soy. Ganas de olvidarme de toda esta gente que me está haciendo daño. Porque como alguien me dijo: "Nadie merece mis lágrimas, ni mi tristeza".

   


Aquí acaba un día deplorable.  
 

Con viento del este hiciste una cama
soplaste sobre ella para templarla
y con el murmullo de tu voz de agua
me cantabas nanas sin letra
y dormíamos tan juntos
que amanecíamos siameses
y medíamos el tiempo en latidos
y en tus dedos yo tocaba mis canciones
dedos de teclas de celesta
y tu pulso tamborileaba en mis sienes y muñecas
como diminutas patas de ciempiés
y nos repartíamos los labios y los dientes y el hipo
y del alfabeto, las impares
y en tus dedos yo tocaba mis canciones
dedos de teclas de celesta.