sábado, 23 de abril de 2016

     Estoy enamorada de los atardeceres, de los días soleados, y de las noches calurosas, de los paisajes, de los libros, de los que huelen a nuevo y de los que tienen las hojas amarillas, del chocolate y de las galletas, de las fresas y las cerezas, de los días bochornosos de verano, de los ojos cafés, del café de la poesía. De los besos y los abrazos, de las películas y la manta, de las palabras bonitas y los viajes sin destino fijo.